viernes, 17 de octubre de 2008

Domingo

Quedarte en la cama hasta que los rayos del sol incidan por las ranuras de tu persiana, te den en los ojos y despiertes. Ya huele a café recien hecho y el cigarro de las diez te espera ansioso para rozar tu labios. Sonidos indescriptilbes con el choque de tu labios, te sientes bien. Es domingo.
El dvd está preparado, ya no me gustan las películas policiacas de después del telediario. Pasa la vida y tu sentado.
Fuera llueve, te asomas e inventas vidas de las personas que con paragua en mano se enfrentaron a un domingo aburrido.
Yo, al contrario, sigo sentado. El plan película, libro, café, chocolate y manta me hace sentir vivo. Eso sí, siempre es mejor si la banda sonora de la lluvia te acompaña.


2 comentarios:

Chloé dijo...

gracias, a los domingos
:)

Mikamy dijo...

Adoro esos domingos de no hacer nada, de pensar mucho y llorar algo... Me encanta como escribes, un abrazo!
*creciendodeprisa.blogspot.com*